Blog de Rodrigo Castillo Sotres

3.1 Ruta de accesibilidad para personas con discapacidad

Hoy día, en nuestra facultad uno de los ejes del nuevo plan de estudio es la Inclusión, es decir que se haga arquitectura para todos, como debe de ser. Esto quiere decir que cualquier usuario, no importando sus características o capacidades físicas o mentales pueda tener un libre acceso y uso del elemento arquitectónico. Este eje se ha definido por varios profesores como el que quizá sea el más importante. Dicho esto, nos enseñan a tener conciencia para crear espacios accesibles, pero, ¿El lugar en donde nos lo enseñan es accesible para todos? A continuación se simular un recorrido común para cualquier usuario de la facultad, pero está vez siendo alguien en silla de ruedas, para poner aprueba la accesibilidad de la máxima casa de la enseñanza de arquitectura del país. 



El recorrido empieza saliendo de un taller común, en este caso el Carlos Lazo. 


A la salida inmediatamente se encuentra una rampa que te da acceso a la zona de salones de computo. 



Si sigues, giras a la derecha,  este pasillo llegaras, así al final a un elevador. 



Este elevado te lleva sin problemas directamente a Servicios Escolares. 



En el mismo nivel, si sigues por el pasillo llegas derecho a la dirección de la facultad. 



Ahora, ya pagaste y ya sellaste tus papeles y tienes hambre. La facultad esta dos niveles exactamente abajo de la dirección, pero resulta que no hay forma de llegar ahí mas que por las escaleras. Muy absurdo que en pleno vestíbulo principal, no haya un elevador. 


Si quieres ir a la cafetería tienes que regresar por donde venías y volver a tomar el elevador junto a servicios escolares, pero este resulta que no llega hasta la planta baja ("sótano"), que es el nivel en donde está la cafetería y tampoco hay rampas cerca, las dos formas cercanas de bajar son escaleras. 



¿Que tienes que hacer? 

Realizar toda una travesía. Regresas al taller de origen, y con ayuda de las rampas accedes al sendero que divide los talleres del estacionamiento de maestros y bajas por la rampa del taller Jorge Gonzáles Reina. 



Continuas pasando por el taller Juan O'Gorman y llegas al patio central de los talleres, ahí nuevamente hay escaleras para bajar los escasos 50cm que te separan del nivel de la cafetería. Así que tienes que seguir tu camino pasando frente al taller García Gayou para llegar a la terraza.


Ahí giras a la izquierda y sigues por un camino de piedras, que hará vibrar tu silla a todo lo que da y eso si tienes fuerza suficiente en brazos para empujarla por este sendero. Para así llegar a la gran "bola amarilla" y bajar esos 50cm por una rampa un poco empinada. 




Toda esta vuelta para terminar llegando a donde podría estar la ultima planta del elevador que tomaste desde principio. En fin; giras a la derecha y sigues el sendero rocoso, pasando enfrente de Lumen, todo echo hasta que llegas a la cafetería y cumples tu objetivo, al menos de llegar. Porque el que piensa ordenar o peor aún abrirte lugar hasta una mesa libre entre todos esos pasillos apretados del comedor, es otro reto quizá igual de complicado. 





CONCLUSIÓN: 


Efectivamente la facultad ha hecho algunos esfuerzos para hacer sus instalaciones más accesibles e incluyentes, sin embargo aún queda un inmenso trabajo por hacer, pues no, aun no es una facultad accesible ni está cerca de serlo. ¿Qué no se debe enseñar con el ejemplo? 



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: